sábado, 19 de julio de 2008

EL BOLSILLO DE ALBORNOZ LLENO DE NOTAS.

martes 8 de enero de 2008
Si yo fuera Oscar Wilde o Redacción: "mis vacaciones".
Si es que se pueden llamar vacaciones a los 19 días (y 500 noches) tan literariamente productivos como los 19 últimos días (y 500 noches): el día 24 de diciembre, mientras tomaba las preceptivas, masivas y tradicionales copas de cava previas a la cena, se me ocurrió poner una coma en una frase, el día 25 la puse; el día 31 de diciembre durante las también tradicionales, preceptivas y masivas copas de cava previas a la cena de Noche vieja me entró una angustiosa duda sobre la oportunidad o inoportunidad de la redicha coma y la noche de reyes, tras largos días de intensa meditación y lucha interior, decidí quitarla. Si yo fuera Oscar Wilde diría que estoy agotado. Menos mal que los dos días restantes no he hecho absolutamente nada